viernes, 19 de mayo de 2017

porqué y cómo crear un huerto urbano para niños

   Los huertos urbanos surgieron en la Segunda Guerra Mundial en EEUU donde se denominaban "Victory Gardens" o "War Gardens", a partir de los años 60 resurgen de la mano de los ecologistas y también como forma de autocultivo que rechaza pesticidas y componentes alimentarios externos. Desde hace unos años vuelven a estar en auge, y si bien  ya les han salido unos cuantos detractores, lo cierto es que  son muchas las ventajas de tener un pequeño huerto en casa, bien sea en apenas unos metros, en macetas o practicando con pequeños kits.
   Ya he comentado en varios post anteriores mi punto de vista acerca de lo "desnaturalizados"  que estamos, es decir, que vivimos de espaldas a la naturaleza, y sin embargo, ella nos ofrece múltiples ventajas y respuestas. El huerto urbano es una forma sencilla de acercar a los niños a la naturaleza, al ciclo de la vida; desde el nacimiento hasta la desaparición de los frutos por descomposición etc, es una clase de ciencias en vivo y en directo y una actividad a la que yo le añadiría las siguientes ventajas:
  • es un proceso dinámico del que pueden participar en todas las fases (siembra, abono, riego, recolección, poda, etc ) y mediante el cual se despierta la imaginación.
  • es un proceso manipulativo que conecta directamente con los elementos naturales.
  • asumen responsabilidades (regar, quitar malas hierbas, etc) y les enorgullece ver logros, por lo que desarrolla la confianza en sí mismos.
  • desarrollan su paciencia, algo muy necesario en esta  una sociedad de la inmediatez y con ayuda de un calendario de siembra asumen el concepto de tiempo de forma vivencial.
  • mejora la concentración y la capacidad de observación.
  • puede ayudar a una mejor alimentación si le planteamos que  el agricultor tiene el premio de poder comerse los mejores alimentos cultivados por el mismo.

    Si lo que os está pasando ahora por la mente es "sí, vale pero ¿por dónde empiezo?" o ¿ y dónde monto yo un huerto si no tengo sitio? " os he traído también las respuestas a las dos preguntas. 

  Para los que no quieran experimentar porque son más meticulosos o que tienen niños y niñas de una edad que les permite cierta autonomía,os recomiendo estos libros:

     Si no disponéis de mucho espacio no os preocupéis, en el mercado hay todo tipo de equipamiento, de varios tamaños y para varias funciones, os muestro los que más me han llamado la atención:





  • Seed Box : una  propuesta que nace de un proyecto social de Cataluña y que es toda una revolución ya que incluye mesas de cultivo de tamaño pequeño y materiales reciclables. Incluye dos variedades y guía de siembra por meses.

  • MI PRIMER HUERTO: con dos versiones: la hortícola y la de cultivo de plantas aromáticas.


  • MI PRIMER HUERTO : esta no es una opción orientada al público infantil exclusivamente, así que ya sabéis.

  • LA CAJA DE LAS SEMILLAS es otra propuesta muy sencilla y cómoda para iniciar a los niños, además en su página web ofrece una escuela de cultivo virtual.



   Si sois de los atrevidos y preferís hacerlo por vuestra cuenta tenéis infinidad de opciones para comprar semillasmesas de cultivo para niños de Leroy Merlin  u otras opciones de Ikea. Hay para todos los gustos.



Por último, para los que prefiráis empezar por  algo más sencillo os recomiendo el kit de cultivo de hierbas aromáticas o los kit de autocultivo de setas, no es un huerto en sí pero es una forma de ir familiarizándose con el tema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario